LOS COMISIONADOS DE LA PAZ Y LA GUERRA

UTL Sanguino/ mayo 23, 2020/ COLUMNISTA INVITADO, COMUNICADOS, PRENSA/ 0 comentarios

Compartir

“La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”. (Artículo 22. Constitución Política)…

La humanidad se mata en varios países con guerras cruentas y conflictos violentos que generan la pérdida de millones de personas, los mismos que dejan lisiados, desplazamientos, confinamiento y víctimas de actos crueles y degradantes, que por varias razones y causas, las guerras y conflictos han permitido que se haya establecido el derecho de la guerra y con un esfuerzo mayúsculo de la comunidad internacional se creó la Corte Penal Internacional, quien con el estatuto de Roma, trata de juzgar a los criminales de guerra, estos instrumentos ha permitido que las mayorías de las guerras y conflictos se resuelvan por la vía del diálogo, la negociación y los acuerdos que pongan fin a los flagelos de la guerra que tanto se ensañan contra la humanidad.

Colombia, afronta el conflicto armado interno más violento y degradante del continente y, por varias décadas,  este se ha incrementado en los últimos años por la flagelo del narcotráfico, que se convierte en el combustible de la guerra incruenta que padecemos; por esfuerzo de la sociedad civil, la presión de las víctimas y el acompañamiento internacional, la guerra y el conflicto en varios momentos se han tratado de resolver por la vía del diálogo y la negociación, que tienen el antecedente desafortunado del incumplimiento por parte del Estado colombiano.

En los procesos de diálogo y negociación han cumplido un destacado papel los negociadores de parte y parte, con las dificultades del conflicto colombiano donde la sociedad siempre se polariza, se divide. En 1983 se crea la figura del comisionado de paz, cargo que fue creado por el gobierno de Belisario Betancur (Decretos 240 y 2560 de 1983), y el país recuerda la frase del maestro Otto Morales, Comisionado en el Gobierno de Belisario Betancourt que afirmó “hay enemigos agazapados de la Paz” en el momento que renunciaba a su cargo.

El país está en deudas con hombres como el ex ministro Rafael Pardo, quien acompañado de Antonio Bejarano y Carlos Eduardo Jaramillo, lograron la firma de los acuerdos de desmovilización de las organizaciones guerrilleras del M-19, del EPL, QUINTÍN LAME, PRT, LAS MILICIAS Y LA CRS. Procesos de negociación que se conocen en la historia del país como la PAZ NEGOCIADA y que se dieron en los gobiernos de Virgilio Barco y Cesar Gaviria, y que permitieron la desmovilización de cerca de siete mil alzados en armas.

Después del fracaso del acuerdos cese al fuego, paz y tregua de la Uribe, donde el comisionado fue John Agudelo Ríos, el fracaso de la Uribe fue una de las causas que generó el genocidio de la UP, el asesinato de 4 candidatos presidenciales, el gobierno intenta procesos fallidos de Caracas y Tlaxcala con la Coordinadora Simón Bolívar, integrada por  las FARC, EL EPL y ELN, donde se destacó el comisionado de paz Horacio Serpa, quien pierde la presidencia de la República con Andrés Pastrana, cuya bandera fue La Paz y quien negoció la zona de distensión en el Caguan con las FARC, permitiendo la instalación de una negociación al mando de los comisionados Víctor G Ricardo, quién después de su renuncia fue remplazado por Camilo Gómez, las negociaciones fracasaron al final del gobierno de Pastrana por la intervención de los EE UU y la obstinación de las FARC, quienes exigían un gobierno de transición y una constituyente que adoptara una nueva constitución, negociación que fracasa por responsabilidad compartida por las dos partes.

Capítulo aparte significa el pasó como comisionado que no fue de la Paz, sino de la guerra, como fue  Luis Carlos Restrepo llamado el “doctor ternura” en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, este declaró la guerra de tierra arrasada, el equilibrio de fuerza que ostentaban las FARC lo perdieron ya que fueron diezmadas con la implementación del plan Colombia, financiado por los EE UU, que trajo consigo el crecimiento desmesurado de los paramilitares o autodefensas, Colombia viviría la peor página de la historia del conflicto, con el incremento de las masacres, desapariciones, desplazamientos, confinamientos, la práctica de los hornos crematorios, o de los pozos de ácido que desaparecían seres humanos, o también las casa de piqué donde se descuartizan la vida humana, al igual que el horror de los mal llamados falsos positivos donde asesinaron a más de 10 mil jovencitos o personas que nada tenían que ver con el conflicto.

El Doctor Restrepo con la orientación del presidente Uribe cerró toda la posibilidad de diálogo con la guerrilla y su papel lo jugó con la falsa desmovilización de los paramilitares de las AUC, a las que les incumplió extraditando a sus jefes a los EEUU, o con la falsa desmovilización del “frente Cacica la Gaitana , hecho que lo tiene como prófugo de la justicia colombiana; Restrepo confundía y engañaba con su falsa “ternura”, las sentidas aspiraciones de paz y reconciliación de los colombianos.

La historia del conflicto de la nación recordará con letras de oro a los doctores Sergio Jaramillo y Humberto de la calle, quienes en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, lograron llevar a la mesa de negociación a la guerrilla más antigua del mundo, Las Farc, quien después de sufrir derrotas militares y políticas, renuncian al uso de la violencia y permiten la solución negociada del conflicto armado interno por medio de la negociación, después de cinco años de conversaciones con el estado colombiano, se logra acordar la agenda de la Habana, poniéndole fin a una guerra de más de 50 años, con el reconocimiento de la mayoría de los colombianos y el respaldo y acompañamiento de la comunidad internacional.

El triunfo de la llegada del binomio Uribe-Duque, hecha al traste los deseos de paz y reconciliación de los colombianos y uno de sus voceros llama, “A hacer trizas los acuerdos de La Habana” y el senador Álvaro Uribe y Marta Lucia Ramírez impone como comisionado de “paz”, al Sr Miguel Ceballos, cuya trayectoria se da en la academia y la investigación, siendo uno de los ideólogos de la Seguridad Democrática, conservador y de la línea de derecha del régimen.

Su gestión inicia con el NO rotundo de reactivar la mesa de negociación internacional el ELN, y conjuntamente con el presidente Iván Duque le dan un portazo a años de conversaciones con esta guerrilla ; amenazan a Cuba, que fue el país que albergó la mesa de conversaciones con las FARC y es uno de los garantes de este proceso y comete delito de PERFIDIA, que según el concepto jurídico que le fue entregado al Presidente Duque por Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco, en julio de 2019, que junto con otros juristas internacionales sustenta que Cuba no puede extraditar a los miembros del ELN porque está obligada a cumplir el derecho internacional, al igual que el Gobierno Nacional debe garantizar el retorno de esta delegación cumpliendo con los protocolos que firmó el Estado colombiano con el ELN, en 2016, con el respaldo de los países garantes.

Como lacayo obediente del amo del norte ayudaron a gestionar la inclusión de cuba como país que “protege” terroristas, mostrando el mayor gesto inamistoso con un país que se la jugado como el que más por La Paz y la reconciliación de los colombianos. El Sr Ceballos habla desde los batallones, con discurso de guerra, que ha permitido que lo llamen el pequeño comisionado… de la guerra…

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*