Raizales de San Andrés y Providencia solicitaron en la comisión II del Senado que se adopte el Gran Seaflower, una apuesta por una reserva transfronteriza

UTL Sanguino/ abril 7, 2021/ COMUNICADOS, PRENSA

Compartir

Bogotá, 7 de abril de 2021.- La comunidad Raizal de San Andrés y Providencia en la sesión de la Comisión Segunda del Senado, en apoyo del Senador Antonio Sanguino de la Alianza Verde, solicitaron a los parlamentarios de la Comisión que se adopte la propuesta de la creación de una Reserva de Biósfera Transfronteriza, el Gran Seaflower, como dinamizador del dialogo regional junto a sus vecinos del Caribe Suroccidental (Costa Rica, Honduras, Jamaica, Nicaragua y Panamá).

“Somos parte de un mismo pueblo que vive de cara al mar y cuyo futuro depende de acciones ambientales en un muy corto plazo” afirmó Kent Francis James, ex gobernador de San Andrés y Providencia. El pueblo creole es una familia étnica que se extendió a lo largo del Caribe desde el siglo XVII. Además, comparten una íntima relación con los ecosistemas costeros y marinos de esta zona y en virtud de ellos proponen un manejo transfronterizo de Seaflower, la tercera formación coralina más grande del mundo.

Bajo esta premisa, el delegado de las comunidades raizales Kent Francis – Consejero de la Autoridad Raizal y exgobernador del Archipiélago, enfatizó en la necesidad de convocar a los diferentes sectores para que se genere un diálogo en construcción de la reserva Gran Seaflower. “Aceptarnos con otros países en pesarnos el manejo ambiental, lo que nos convoca a la posibilidad de generar diálogos con todos los sectores para que estos países logren la propuesta, Gran Seaflower”.

La propuesta de constituir la Reserva de Biósfera Transfronteriza Gran Seaflower, se apoya en las lecciones del programa “Man and the Byosphere” de la UNESCO y la experiencia de más de 20 reservas transfronterizas en el mundo. Este proyecto podría ser pionero en la protección global de los ecosistemas, al poner de acuerdo a seis países en la conservación de la tercera formación de coral más grande del mundo y conformar la primera reserva de biosfera transfronteriza administrada por seis países.

“Seaflower es la tercera formación de corales más grande del mundo y el último santuario que le queda a los tiburones de arrecife en el mundo. Pero la sobrepesca, los huracanes, el turismo intensivo y la falta de entendimiento entre los países están a punto de destruir todo esto” afirmó Graybern Livingston.

La campaña para la creación del Gran Seaflower propone una hoja de ruta basada en el diálogo y la firma de un preacuerdo, la creación de una mesa interestatal permanente con representación de todos los gobiernos para redactar el acuerdo y posteriormente, un acuerdo final de cooperación ambiental en la región.

Sigue aquí la intervención:

Compartir esta entrada