En manos del Magistrado Carlos Milton Fonseca Lidueñas está la decisión con el que las viejas mafias intentan torcer el concurso del ICBF Magdalena

UTL Sanguino/ julio 8, 2021/ Sin categoría

Compartir

Noticia de SUMARIO TV

Hija de un exnarcotraficante y UTL del hijo de un parapolítico condenado a la caza del presupuesto del ICBF del Magdalena, departamento cuyo 66,7% sufre de literal inseguridad alimentaria

Las cifras de la Encuesta Nacional de Situación Nutricional – ENSIN son drámaticas en lo que respecta al departamento del Magdalena. El 66.7% de la población magdalenense sufre de inseguridad alimentaria en el hogar, cifra que creció 5% comparada con los resultados ENSIN anteriores. El 18% de las niños y niños menores de cinco años, según los patrones precisados por OMS, sufren de desnutrición crónica, apenas superado en el Caribe por la Guajira; el 35.8% de las niñas y niños de entre 6 a 59 meses sufren de anemia prevalente y el 12.9% sufre de retrasos de talla.

Estas son algunas de las cifras que bien debieran llamar la atención de las autoridades locales y nacionales y tenerlas en máxima alerta. Y dos son las razones: 1 porque atañe a la suerte de los menos favorecidos de la región y 2 porque la posibilidad de cambiar esta dinámica de muerte (se está matando a la vista de todos gente especialmente a niños de hambre) depende de una entidad nacional, el ICBF en el Magdalena. Entidad gerenciada históricamente por las mafias que todo se lo han robado, incluida la bienestarina para alimentar cerdos en vez de niños.

Estas mismas enquistadas asociaciones delincuenciales representadas hoy por Los herederos de quienes pertenecieron a tales cárteles pretenden hoy torcer el curso del concurso de mérito con el que pretenden llevar a la gerencia del ICBF del Magdalena a la señora Uldis Pérez, hija de un exnarcotraficante y hoy UTL del representante a la cámara José Pinedo hijo del condenado parapolítico Miguel Penido Vidal.

Un resumen de la situación jurídica del concurso cuenta que el ICBF abrió un concurso para escoger el gerente para el Magdalena al que se inscribieron un número de personas, se hicieron los exámenes de conocimiento y al final por cuenta de los méritos y los resultados quedaron tres finalistas para una entrevista y posterior escogencia de dicha terna.

Pero sospechosamente de la mano del senador Honorio Enriquez, cuestionado por sus vínculos a través de terceros con la contratación de la comida que no muy bien reciben niñas y niños en la Guajira y en Magdalena, apareció la UTL de su primo hermano José Pinedo reclamando el derecho a ser una de las tres finalistas por cuyo ingreso habría de salir uno de los finalistas que cumplieron con todos los trámites que le impuso el concurso.

Esta “finalista de paracaídas” es la señora Uldis Pérez.  Quién al igual que el senador Macías del Centro Democrático se inventó un “jugadita” para reclamar el derecho que le reconoció una acción de tutela en noviembre se 2016 y que un juez penal del circuito en diciembre de 2019 le negó su solicitud de sancionar a la Directora del ICBF porque dicho fallo estaba más que cumplido. Su “jugadita” ahora es inducir en error al magistrado Fonseca Lidueñas y reclamarle a éste el cumplimiento de una tutela de 2016 ya cumplida y así mantenerle a las “mafias mata niños del Magdalena” el derecho de seguir matándolos de hambre.

Compartir esta entrada