Para avanzar en una implementación integral del Acuerdo de Paz, hay que hacer un Acuerdo Nacional de todos los sectores políticos: Antonio Sanguino

UTL Sanguino/ noviembre 24, 2021/ PRENSA

Compartir

Con las 10 alertas de los puntos más críticos de la implementación del Acuerdo Paz, el senador Sanguino explica en qué van la implementación y qué retos enfrenta.

Bogotá D.C., 24 de noviembre de 2021. En el marco de los 5 años de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la ex guerrilla de las FARC-EL, el senador de la Alianza Verde Antonio Sanguino, enciende 10 alertas de crisis que enfrenta la implementación del Acuerdo de Paz. Para el congresista, el Acuerdo ha perdido 4 años con el actual gobierno y no se puede permitir seguir posponiendo una implementación completa e integral en el próximo Gobierno.

Entre los puntos más complejos de las 10 alertas que enciende el congresista Verde, se encuentra la nula restitución de tierras, la poca financiación para el PNIS y la difícil situación de seguridad para los excombatientes que se encuentra en los ETCR como parte de su proceso para su reintegro a la vida civil. “La realidad que hoy viven los firmantes del Acuerdo en las diferentes zonas dónde iniciaron nuevamente su vida bajo el marco de la legalidad tiene grandes falencias que rozan con la miseria, uno de los grandes temas que motivó el alzamiento en armas. No podemos dejar repetir la historia,” señaló Sanguino.

Inicialmente, entre las alertas más críticas se encuentra la Reforma Rural Integral, punto 1 del Acuerdo de Paz y de los más fundamentales en la superación del conflicto, tierras para los campesinos sin acceso a ellas. Según revela el Congresista, falta el 58 % por cumplir en este punto. Solamente el 4 % de las disposiciones de este punto se han cumplido y el 68 % está sin iniciar. Ritmo parecido se encuentra el castrato multipropósito, reto a cumplir que avanza muy lentamente. El 96,14% de los municipios deben formar sus Catrasto o actualizarlo. “Este panorama que parece no tener luz al final del camino puede convertirse en caldo de cultivo para el desplazamiento forzado, el despojo o la apropiación ilegal de baldíos, entre otras consecuencias si no se soluciona a tiempo, cosa que en este Gobierno ya no va suceder,” puntualizó.

Por otro lado, en la solución al fenómeno de drogas ilícitas que enfrenta el país el panorama no es alentador. El PNIS, programa creado como solución al problema de las drogas ilícitas se ha desfinanciado en el actual Gobierno. De 2017 a 2020, los recursos para este punto del Acuerdo de Paz se redujeron en un 69% y para el 2021 los recursos fueron un 98 % menores al 2020. “El Gobierno Duque ha dejado de lado el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de uso ilícito y ha priorizado la erradicación forzada. Se le olvida al Presidente Duque que con la erradicando voluntaria se llegó a 36.139 hectáreas erradicadas, con un cumplimiento del 96 % de la meta y tan solo un 0,2 % de resiembra en el área erradicada voluntariamente. Mucho más eficiente que con el glifosato, que tiene una resiembra del 71 % por hectárea fumigada.”

Por otro lado, las víctimas, centro del Acuerdo de Paz firmado entre el expresidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, sigue esperando una reparación integral. La legalización de tierras y la restitución de las mismas avanzan a ritmo de tortuga. Según el fondo de Tierras, solo el 17,9% de las hectáreas que han ingresado a este fondo, han sido efectivamente distribuidas. Lo que implica que debe haber una aceleración urgente para cumplir con la meta del Fondo de Tierras en 12 años. Por el lado de la restitución se han formalizado del 99.6% de las hectáreas de tierra previstas por entregar, tan solo el 0.4% han sido adjudicadas y de las 9.034 hectáreas previstas para personas que no tenían tierra, solo se han entregado el 0,3% de la meta, que es de tres millones de hectáreas.

Asimismo, el panorama en el programa de Reparación Integral de Víctimas, se estima que al ritmo que avanza, tomaría 61 años indemnizar a todas las víctimas, que según el Registro único de Víctimas es de más de 9 millones de víctimas acreditadas. De estas, solamente el 15,1% de víctimas ha sido indemnizada completamente. Finalmente, uno de los puntos más alarmante de las 10 alertas presentadas por el senador Verde, Antonio Sanguino, se encuentra el duro panorama que enfrentan los excombatientes con el derecho a la vida y su ejercicio tras la dejación de armas. Desde la firma del Acuerdo de Paz, han sido asesinado cerca de 300 excombatientes, es decir, cada seis días fue asesinado un integrante de la antigua guerrilla de las Farc que dejó las armas y estaba en proceso de reincorporación.

Compartir esta entrada