Sanguino, Cepeda y Feliciano Valencia se retiraron de la votación de ascensos de oficiales de las Fuerzas Militares y de Policía en la Comisión Segunda

UTL Sanguino/ diciembre 1, 2021/ LEGISLATIVO, PRENSA

Compartir

  • El retiro de los Congresistas de la bancada de oposición se dio tras presentar tres constancias por los senadores en las que expresaron es un mal mensaje continuar con el trámite de los ascensos, por los altos cuestionamientos.
  • De los 48 ascensos programados en la Comisión Segunda, 18 se encuentran vinculados a investigaciones por casos de corrupción y violación de DDHH.

Constancia leída por el senador Antonio Sanguino: presione aquí para descargar.

Constancia leída por el senador Iván Cepeda: presione aquí para descargar.

Constancia leída por el senador Feliciano Valencia: presione aquí para descargar.

Bogotá D.C., 1 de diciembre de 2021. Los senadores de oposición integrantes de la Comisión Segunda del Senado, Antonio Sanguino de la Alianza Verde, Iván Cepeda del Polo Democrático y Feliciano Valencia del MAIS, dejaron tres constancias en la sesión citada para discusión y votación de los ascensos de oficiales de la Policía Nacional y las Fuerza Militares. Los congresistas argumentaron que es inaceptable que el Gobierno se atreva a recomendar a 18 oficiales investigados actualmente por diferentes escándalos de corrupción. “Nuestra función de control político también se materializa en la discusión sobre la promoción de los policías y militares de mayor rango, y con la finalidad de dotar de una mayor legitimidad estos procesos que en nuestra opinión deben surtirse de cara a la sociedad, con garantías de participación abierta y democrática y garantizando que asciendan personas que dignifiquen las instituciones y no tengan cuestionamiento alguno”, sostiene una de las constancias presentadas.

“La Comisión Segunda del Senado va a repetir el mismo error de todos los años con los ascensos de oficiales que se encuentran cuestionados y llegan a esta sesión a que sean ascendidos sin que se terminen los procesos legales en los que se encuentran involucrados. Por eso seguimos insistiendo en la necesidad de hacer una reforma al sistema de ascensos, como lo hemos propuesto con nuestro proyecto que se encuentra en esta comisión a esperas de ser discutido,” señaló Sanguino.

Entre los 46 postulados para ascensos en la Comisión Segunda del Senado, que corresponden 32 de las Fuerzas Armadas y 14 de la Policía Nacional, 18 de ellos se encuentran cuestionados por casos de corrupción, falsificación de documento público, entre otros escándalos que los mantiene con investigación preliminar.

En este sentido, los Senadores aseguraron, además, que durante el gobierno Duque no se ha tenido un solo proceso de ascensos en el que no existan graves y serios cuestionamientos sobre los postulados. “Radicamos esta constancia para oponernos al ascenso de varios de los brigadieres y mayores generales tanto del Ejército Nacional como de la Policía. Tenemos serios reparos especialmente con relación a 18 oficiales de los 46 propuestos”, señaló el senador Iván Cepeda.

En las constancias, los tres senadores advirtieron a la Corporación que es altamente preocupante que, 18 de los oficiales postulados, se encuentren cuestionados por casos de corrupción, falsificación de documento público, violación a los DD.HH., entre otros escándalos, que los mantiene con investigación preliminar. “Los ascensos de oficiales generales y oficiales de insignia deberían concederse a aquellas personas que ostentan las más altas dignidades en la defensa del Estado Social de Derecho, desprovistas de cuestionamientos legales, disciplinarios y éticos, con una carrera ejemplo inquebrantable de la moralidad pública, la legalidad y la prevalencia de los derechos humanos”, destacan los senadores Cepeda, Sanguino y Valencia.

Finalmente, el senador Feliciano Valencia afirmó que: “es apenas entendible la distancia entre la fuerza pública y la ciudadanía, cuando no se observa una verdadera disposición de rendir cuentas por parte de algunos de sus miembros, quienes, a pesar de estar cuestionados en investigaciones penales o disciplinarias, resultan promovidos para ascender a las mejores posiciones. La gente no puede recuperar la confianza en las instituciones de policía y militares, sin que se garantice el respeto íntegro a los derechos humanos y a la legalidad”.

Compartir esta entrada