15 humedales de Bogotá en alto riesgo

UTL Sanguino/ octubre 15, 2017/

La denuncia fue hecha tras una visita realizada por el concejal Sanguino con su equipo, donde evidenció la preocupante situación que viven tres humedales

Lealo en: http://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/10-2017-15-humedales-de-bogota-en-alto-riesgo



">

15 humedales de Bogotá en alto riesgo

El Nuevo Siglo

PUBLICA:

El Concejal del partido Alianza Verde, Antonio Sanguino, denunció que los 15 humedales existentes en la capital del país están en riesgo porque presentan contaminación por aguas residuales y botaderos de basuras por parte de la comunidad, no tienen zona de ronda, aparición de especies invasivas como el buchón y la lentejilla, progresiva aridez y conexiones erradas de los edificios aledaños, lo que provoca el deterioro de estos espejos de agua.

La denuncia fue hecha tras una visita realizada por el concejal Sanguino con su equipo de trabajo, donde evidenció la preocupante situación que viven tres humedales, de los 15 existentes en la ciudad: El Jaboque, El Burro y Tibanica, ubicados al borde occidental de Bogotá.

La primera visita fue la del humedal Jaboque, el cual se encuentra en la localidad de Engativá, colinda al occidente con el río Bogotá; al sur, con los barrios Engativá, Bolivia y Villa del Mar; al oriente con el barrio Alamos Norte y, al norte con el barrio Villas de Granada y algunas áreas destinadas al cultivo y a la ganadería.

La segunda visita fue al humedal del Burro, ubicado en la localidad de Kennedy y limita al norte con la finca el Tintal y los predios de la urbanización Alboral; al oriente con los barrios El Castillo, Monterrey, Villa Mariana y Villa Castilla, la hacienda Techo y el lote El Triángulo; al occidente con los predios de Protecho, y al sur con la carrera 86A.

La tercera visita fue al humedal Tibanica. Limita al norte con los barrios Charles de Gaulle y Villa Anay, al oriente con el barrio José María Carbonell, al occidente con el límite de la localidad y al sur con el municipio de Soacha.

Por último, Sanguino reiteró la importancia de los humedales para la ciudad como espacios que invitan a la contemplación, la reflexión y la calma, son espacios de aprendizajes, áreas de recreación pasiva, generadores de conocimiento e investigación.

Compartir esta entrada