Advierten que historia de Electricaribe se podría repetir en Bogotá

Soporte Tecnico/ noviembre 3, 2016/



Advierten que historia de Electricaribe se podría repetir en Bogotá

Kien y Ke

PUBLICA:

La advertencia la lanzó el concejal del partido Alianza Verde, Antonio Sanguino Páez, quien aseguró que la venta de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá, EEB, propuesta por la Administración Distrital, representa perder un recurso estratégico. “Ningún Estado serio en el mundo le entrega el control de la energía a un privado, porque las sociedades contemporáneas se mueven a partir de la energía, es un asunto incluso de seguridad nacional”, señaló.

La posición del edil se debe a que el proyecto de acuerdo que se discute al interior del Concejo Distrital, contempla la enajenación del 20% de las acciones de la compañía. La Alcaldía de Bogotá sostiene que con los casi 3,5 billones de pesos que se espera obtener de la transacción, se podrá dar un gran salto en movilidad. Sin embargo, Sanguino Paéz, sostiene que es un ‘pierde – pierde’ para la ciudad.

“Nosotros no quisiéramos que en Bogotá se repitiera la triste historia que hemos vivido en la Costa Caribe con Electricaribe que es el ejemplo patético del servicio de energía en manos de privados”, señaló el edil al recordar que hasta ahora la ciudad ha logrado mantener el control de la empresa de energía pese a la venta del 24% de las acciones durante el primer gobierno del exalcalde Antanas Mockus.

“Hoy tenemos el 76% de las acciones, pero casi el 20% de las acciones que se vendieron quedaron en manos de los fondos de pensiones, particularmente ‘Porvenir’ y ‘Confinanciera’, que pertenecen al grupo de Luis Carlos Sarmiento Angulo (…) yo sospecho que este otro 20% quedará en manos de las mismas personas. Es decir, que este grupo económico podría quedarse con el 40% de las acciones de la empresa, lo que muestra un proceso de privatización progresivo y no es un proceso de democratización como han querido bautizarlo” dijo el concejal.

Al momento de lanzar la propuesta, el alcalde Enrique Peñalosa sostuvo que con la venta del paquete accionario, unos 1.836 millones de títulos, se podrán recaudar cerca de 3,4 billones de pesos que se invertirán en construir ocho proyectos viales como las entradas y salidas a Bogotá, la ALO, la calle 13 y la calle 63.

El mandatario también indicó que dichos recursos también entrarán a apalancar la financiación de un nuevo sistema de trolleys en los corredores férreos y buses eléctricos que unirán a Soacha con el norte de la ciudad.

Exigen aclaración sobre recursos para obras

Antes de votar la enajenación de la Empresa de Energía de Bogotá, al interior del Concejo Distrital, están pidiendo la aclaración de recursos para 20 obras en esta capital. De acuerdo con el concejal Antonio Sanguino Paéz, es necesario conocer más detalles del plan de obras presentado por la Alcaldía para ser financiadas con la venta de las acciones de dicha compañía, y que inicialmente no requerían de recursos pagados por los ciudadanos.

“El paquete suma un valor de 24 billones de pesos, de los cuales la ciudad tendrá que colocar cerca de 4 billones, y así apalancar las obras que se pretenden construir mediante una alianza público-privada. Pero lo que llama la atención es que buena parte de estas obras fueron anunciadas por el vicepresidente de la República en el año 2015, en aquel entonces, el propio vicepresidente afirmó que requerían la inversión de un solo peso de las finanzas públicas de la ciudad y que solo se requería una autorización (…) Ahora resulta que esos recursos irán a unas obras que serán concesiones viales y que terminarán siendo pagadas por los ciudadanos a través de peajes a 30 o a 40 años”, afirmó el edil.

Sanguino Paéz agregó que la venta de las acciones de la EEB sí es un ‘gana – gana’, pero para los privados que resultarán beneficiados tanto de la compra de las acciones como de la construcción de estas vías. “Le pedimos a la Administración Distrital que nos informe quiénes han presentado propuestas para esas alianzas público – privadas, no sea que nos encontremos con la sorpresa de que quien compre las acciones sea el mismo que construya estas obras”.

Compartir esta entrada