¿Qué tanto futuro tienen los diálogos con el Eln?

UTL Sanguino/ mayo 23, 2017/



">

¿Qué tanto futuro tienen los diálogos con el Eln?

El Colombiano

PUBLICA:

Actualmente se adelanta el segundo ciclo de conversaciones entre el Gobierno y el Eln en Quito, Ecuador. En esta fase se tratarán temas relacionados con la participación de la sociedad en las negociaciones y acciones humanitarias que ayuden a desescalar el conflicto.

Sin embargo, antes del inicio de la fase actual, Nicolás Rodríguez, alias Gabino, máximo líder de ese grupo guerrillero, afirmó que es difícil que las negociaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos, culminen antes de que termine su presidencia.

“Hemos insistido en que la sociedad civil sea protagónica del proceso de paz. Lograr los desarrollos y alcanzar esos niveles de organización y participación es complejo, no creemos y no está dentro de nuestros cálculos, aunque así lo quisiéramos, que se pudiera avanzar tan rápido como todos queremos o por decir algo antes de las elecciones del 2018”, fueron las palabras del líder subversivo el pasado 10 de mayo durante un diálogo entre las Farc y el Eln en La Habana.

Con este escenario, EL COLOMBIANO consultó a los principales partidos políticos del país para conocer su posición sobre lo que podría pasar con estas negociaciones de paz y si su colectividad le haría ajustes a ese proceso.

De las siete colectividades consultadas, la respuesta más contundente la dio Cambio Radical al asegurar que si en 2018 tienen el poder no habría negociación con la guerrilla del Eln. Por otro lado, los demás partidos proponen algunos cambios y mejoras en la estructura de la negociación con ese grupo insurgente.

En total, cada partido contestó las mismas seis preguntas enviadas de manera textual a sus representantes (seleccionados por sus colectividades), y sus respuestas fueron ubicadas de manera proporcional en este artículo.

Estas fueron sus respuestas:

Pregunta: Sobre las condiciones en las que se está negociando ¿propondrían cambios?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

Lo mejor sería que en este segundo ciclo se logre un acuerdo humanitario completo que signifique un desescalamiento del conflicto. Aunque lo ideal sería una fórmula de cese al fuego bilateral o unilateral por parte del Eln con suspensión de acciones ofensivas de parte del Estado, como se pactó en su momento con las Farc.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical
En nuestro gobierno no habría diálogos con esta guerrilla, ellos están teniendo una oportunidad única y su única respuesta ha sido responder con más secuestros, más ataques a la Fuerza Pública y a la infraestructura petrolera. El Eln no puede pretender que el país tiene todo el tiempo del mundo para iniciar de cero una conversación con ellos, cuando ya se tienen acuerdos que pueden servir con en este proceso. En un Gobierno como el nuestro no estará esa posibilidad, con nosotros a partir de 2018 no habría diálogos con esa guerrilla.

Ernesto Macías, vocero Centro democrático
El Gobierno debe exigir el cese de toda acción criminal para seguir negociando, porque es inaceptable que siga el asesinato de uniformados, el secuestro y los ataques a la infraestructura. También el Gobierno tiene que establecer el vínculo o alianza entre Eln y Farc para desarticularlo con toda la fuerza del Estado.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador
Se debería exigir un cese al fuego por parte del Eln y que también cesen sus actividades relacionadas con el narcotráfico y el secuestro. Hemos notado que en algunas zonas de Norte de Santander y Antioquia, el Eln sigue con esas actividades. Hay que ser más estrictos con estos temas.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
Es claro que hay que exigir un cese unilateral del fuego por parte del Eln, también que liberen los secuestrados y no practiquen más ese delito. Infortunadamente esto es lo que no se ha hecho y por eso la intensidad del conflicto en medio de la negociación.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático
Más que cambios en medio de la negociación, condiciones: acciones recíprocas, desescalar el conflicto, no más secuestro, protección de los líderes sociales y políticos en todas las regiones del país. También hay algo clave para el desarrollo de estos diálogos y es cumplir lo acordado con las Farc.

Armando Benedeti, Partido de la U
Siempre he creído que se debe negociar en medio del conflicto, porque si no se hiciera así habría la tentación de siempre estar verificando el cese del fuego bilateral y así se pasaría todo el tiempo y no se tendrían avances en la negociación.

Pregunta: ¿Le parece bien que la sede de los diálogos siga fuera del país?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

Por las circunstancias de inseguridad que todavía priman en Colombia, lo mejor es que la mesa siga operando en las condiciones de tranquilidad que ofrece otro país como Ecuador.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical
Con nosotros no habría negociación con el Eln.
Lea aquí: Cambio Radical propone acabar con proceso con el Eln

Ernesto Macías, vocero Centro Democrático
La sede no sería tan importante, si se instala en un país neutral. Pero en estos casos el gobierno Santos ha escogido países en donde sus gobiernos son protectores y cómplices de los terroristas colombianos. Ese es el problema.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador
Tener la sede fuera del país ha demostrado que las negociaciones se adelantan con más tranquilidad.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
No hay problemas con la sede en el exterior, antes creemos que esto brinda más tranquilidad y privacidad a los negociadores. También la puede blindar un poco más de los medios de comunicación.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático
Creemos que Ecuador está bien, allí hay garantías para desarrollar estas conversaciones.

Armando Benedeti, Partido de la U
La sede en el exterior es lo mejor, porque estando al interior, los negociadores son permeables a las noticias sobre los acontecimientos políticos diarios de la vida nacional. Entre más lejos estén, es mucho mejor.

Pregunta: ¿Sugerirían un país garante diferente?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

El grupo de países que actúan como garantes y acompañantes es suficiente.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical

Ernesto Macías, vocero Centro Democrático
Ese es un asunto del Gobierno. Y para eso Santos debe pensar en que él representa al pueblo colombiano y no a sus intereses o vanidades personales, ni menos que fue elegido para complacer criminales. Países neutrales hay muchos.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador
No, al contrario, entre menos países garantes habrá menos dificultades para el desarrollo de las conversaciones de paz. Aunque hay que evaluar el caso de Venezuela, creemos que ha perdido credibilidad por no ser un país democrático.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
Están bien los garantes actuales, ya cuentan con la experiencia del manejo de una negociación con grupos armados. Están los necesarios.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático
No, Ecuador está bien.

Armando Benedeti, Partido de la U
Los garantes son los mejores que podemos tener, Noruega por ejemplo cumple todos los requisitos para nosotros.

Pregunta ¿Propondrían ajustes en el equipo negociador?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

Del Eln falta la presencia de Nicolás Rodríguez, alias “Gabino”. Del Gobierno debería estar Sergio Jaramillo, Alto Consejero de Paz.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical

Ernesto Macías, vocero Centro Democrático
Lo haremos a partir del 7 de agosto de 2018, cuando debe llegar un gobierno del Centro Democrático.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador
El jefe del Equipo, Juan Camilo Restrepo, ha demostrado que tiene la experiencia y talante para manejar estas negociaciones. Debemos aprender de los errores del proceso con las Farc, y por eso llevar personas que estuvieron en Cuba no sería muy buena idea.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
Sería importante no dejar a un lado quienes participaron en la negociación con las Farc, sobre todo quienes no fueron tan visibles y que podrían dar un aporte importante a este proceso con el Eln, sobre todo en asesorías.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático
Sí, pensamos que el Gobierno debe tener más fuerza con representantes reconocidos de sus Fuerzas Militares. Por su parte el Eln, debe tener en esa mesa algún representante de ese grupo que actualmente esté en el departamento de Chocó.

Armando Benedeti, Partido de la U
Sobre el equipo negociador actual se podrían hacer algunos cambios, no nos gusta mucho. Se podrían cambiar algunas personas, no me pregunte cuál, pero sí noto fallas en el equipo del Gobierno.

Pregunta: ¿Pondrían plazos a la negociación?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

Sería bueno un cronograma con tiempos razonables para cada punto de la agenda. Esto no puede ser una negociación eternamente prolongada.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical

Ernesto Macías, vocero Centro Democrático
Las negociaciones con organizaciones criminales deben tener unas condiciones exigentes de parte del Estado y unas reglas claras y públicas.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador
Con las Farc se demostró que los plazos no sirven, no se cumplió ninguno. Hay que pedir reglas y tiempos para la negociación para que no sea tan larga como con las Farc.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
Los plazos que se dieron con la negociación de las Farc no se cumplieron en su mayoría. Indistintamente lo que se debe poner es una agenda apretada y con metas claras para que se cumpla a cabalidad y se logre un fin del conflicto con el Eln.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático
Más que plazos, lo ideal sería hacer un cónclave para acelerar la negociación, el largo plazo no es amigo del proceso, en todo caso es de mucha importancia no parar los diálogos, que sean continuos.

Armando Benedeti, Partido de la U
No le pondría ningún plazo a las negociaciones, se trata de lograr una paz total, estable y duradera.

Para saber más: ¿Qué sería innegociable?

 Antonio Sanguino, presidente Alianza Verde

Hay una agenda pactada que debe concretarse en asuntos precisos, teniendo presente lo que se acordó con las Farc para alimentarlo y desarrollarlo.

Jorge Enrique Vélez, director Cambio Radical

Ernesto Macías, vocero Centro Democrático
Todo, menos la Constitución ni las leyes. Una negociación debe hacerse dentro de las instituciones constituidas y no crear leyes ni una justicia puntual para favorecer a los cabecillas de esas organizaciones criminales.

Horacio Gallón, representante Partido Conservador

Es innegociable la entrega de armas, el dinero para reparar a las víctimas y su desvinculación con el narcotráfico.

John Jairo Roldán, codirector Partido Liberal
En este proceso sería innegociable la dejación de armas, que continúen cometiendo ataques terroristas y actos delictivos y la reincorporación a la vida civil por parte de los guerrilleros.

Álvaro Argote, presidente Polo Democrático

Es innegociable el sometimiento incondicional, la entrega de armas y que no haya derechos políticos.

Armando Benedeti, Partido de la U

No se podría llegar con la palabra innegociable, pues para eso están allá, para ver cuales son las líneas rojas y cuales no y cómo se puede avanzar. Por eso no se puede llegar con una agenda, por lo menos no pública, una interna sí.

Compartir esta entrada